Etimología

Etimologia

Muerte proviene del latín “mors” “mortis” y deriva al italiano “morte” y en francés “mort”.

Su raíz indoeuropea mor- / mr- emparentada con la lengua clásica de la India, el sánscrito, con la palabra “mrtih”.

En griego θάνατος (Thánatos) significa ”muerte”, en lituano “mirtis”, en irlandés antiguo “marb”, en galés “marw” y en germano “murthran”, como en anglosajón “morþ”, godo “maurþr”, de donde deriva en inglés moderno “murder” y en alemán “Mord” (“asesinato”).