La pena de muerte

pena-muerte

Países

Desde la Segunda Guerra Mundial se tiende hacia la abolición de la pena de muerte. 69 países aún contemplan la pena de muerte dentro de su legislación. Varios de ellos permiten su aplicación a menores de 18 años.

Singapur es el país con más ejecuciones per cápita del mundo, con 70 ahorcamientos para una población de cerca de 4 millones. La República Popular China realizó más de 3.400 ejecuciones en 2004, más del 90% del total mundial y pasó de fusilamientos a través de un pelotón de ejecución a la inyección letal.

 

En el año 2006, se hicieron en 25 países:

  • Arabia Saudita
  • Baréin
  • Bangladesh
  • Botsuana
  • China
  • Corea del Norte
  • Egipto
  • Estados Unidos
  • Guinea Ecuatorial
  • Indonesia
  • Irán
  • Irak
  • Japón
  • Jordania
  • Kuwait
  • Malasia
  • Mongolia
  • Pakistán
  • Singapur
  • Siria
  • Somalía
  • Sudán
  • Uganda
  • Vietnam y
  • Yemen.

 

En ese mismo año, el 91% de las ejecuciones tuvieron lugar en tan solo seis países, listados de mayor a menor cantidad.

 

Cantidad

Muertos en 2006 por pena de muerte:

  1. China (por lo menos 1.010)
  2. Irán (177 – 4 de ellos menores)
  3. Pakistán (82 – 1 de ellos menor)
  4. Iraq (por lo menos 65)
  5. Sudán (por lo menos 65)
  6. Estados Unidos (53 – Texas es el Estado que más ejecuciones realiza, hasta 370 desde 1976 a 2006)

 

Tipos de penas de muertes en la humanidad.

  • La muerte por estrangulamiento, directamente con las manos (en la antigüedad).
  • Torniquete y el garrote. Su origen, tiempo atrás, era una cuerda que se “agarrotaba” (se apretaba mediante un palo), y que provocaba la muerte por ahogamiento. Con el paso de los años se fue perfeccionando y acabó siendo un aparato metálico que, aguantando el cuello por delante con un collarín, producía la muerte por el hundimiento de las vértebras cervicales.
  • El acuchillamiento o la decapitación o degüello con hacha o la guillotina.
  • La muerte por hambre y abandono en las mazmorras o en las jaulas medievales colgadas a la intemperie.
  • La flagelación con disciplinas, mimbres, varas, garrotes o cualquier otro artilugio.
  • El aplastamiento del cuerpo o la cabeza.
  • El desmembramiento mediante el potro, la rueda o la tracción a cargo de animales.
  • La crucifixión, la sierra y el empalamiento.
  • El arrastramiento hasta la muerte por erosión.
  • Fusilamiento: Tiro en la nuca y el ametrallamiento.
  • Todas las mutilaciones imaginables: amputaciones progresivas de distintos miembros: orejas, lengua, ojos, manos, piernas, extracción de vísceras, despellejamiento, etc.
  • El ahogamiento: en la Inquisición, destilando agua encima de un paño húmedo introducido en la boca, o vertiendo el agua directamente en un embudo; modernamente, introduciendo la cabeza en una bañera o en una bolsa de plástico).
  • La muerte en la hoguera: las viudas hindúes según una costumbre del siglo XVI; los herejes y las brujas durante la Inquisición).
  • La antorcha: mujeres rociadas con combustible e incendiadas por motivos “de honor” en algunos pueblos islámicos.
  • El asaetamiento: el condenado es atado a una columna y muerto a flechazos o lanzazos.
  • La inmersión o ingesta de metal fundido.
  • El enterramiento en vida, total o parcial (con la cabeza al descubierto), con las variantes de la presencia de termitas u otras alimañas.
  • El emparedamiento: se colocaba al reo en una habitación cerrada por un muro de ladrillos o se le aplastaba contra una pared.
  • El saco y la bota: se introducían alimañas y luego al condenado para que le devoren.
  • Devorado por las fieras en los circos romanos.
  • El lanzamiento desde un precipicio (en la antigüedad) o desde un puente (aplicado a las mujeres adúlteras en algunas zonas de Asia Menor); o desde un avión (durante la dictadura chilena y argentina).
  • La horca
  • Silla eléctrica: En 1889 el estado de Nueva York aprobó la silla eléctrica de corriente alterna como nuevo sistema de ejecución. En teoría, la inconsciencia ocurre en una fracción de segundo. Sin embargo, hay informes de víctimas cuyas cabezas ardieron, transformadores quemados, desprendimientos de las correas de sujeción u otros incidentes, con el resultado de ejecuciones temporalmente interrumpidas o largas agonías y padecimientos.
  • Inyección letal: La inyección letal es el último método de ejecución incorporado al catálogo de formas de aplicar la pena de muerte. Se aprobó por primera vez en los Estados Unidos, en Oklahoma y Texas, en 1977. Se supone que es indoloro.

La Ley Española en relación a la muerte

ley-constitucion

LIBRO II

DELITOS Y SUS PENAS

TITULO I

DEL HOMICIDIO Y SUS FORMAS

 

Artículo 138. [Homicidio]

El que matare a otro será castigado, como reo de homicidio, con la pena de prisión de diez a quince años.

 

Artículo 139. [Asesinato]

Será castigado con la pena de prisión de quince a veinte años, como reo de asesinato, el que matare a otro concurriendo alguna de las circunstancias siguientes:

1ª Con alevosía.

2ª Por precio, recompensa o promesa.

3ª Con ensañamiento, aumentando deliberada e inhumanamente el dolor del ofendido.

 

Artículo 140. [Asesinato concurriendo varias causas del artículo 139]

Cuando en un asesinato concurran más de una de las circunstancias previstas en el artículo anterior, se impondrá la pena de prisión de veinte a veinticinco años.

 

Artículo 141. [Provocación, conspiración y proposición]

La provocación, la conspiración y la proposición para cometer los delitos previstos en los tres artículos precedentes, será castigada con la pena inferior en uno o dos grados a la señalada en su caso en los artículos anteriores.

 

Artículo 142. [Homicidio imprudente]

1. El que por imprudencia grave causare la muerte de otro, será castigado, como reo de homicidio imprudente, con la pena de prisión de uno a cuatro años.

2. Cuando el homicidio imprudente sea cometido utilizando un vehículo a motor, un ciclomotor o un arma de fuego, se impondrá asimismo, y respectivamente, la pena de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores o la privación del derecho a la tenencia y porte de armas, de uno a seis años.

3. Cuando el homicidio fuere cometido por imprudencia profesional se impondrá además la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión, oficio o cargo por un período de tres a seis años.

 

Artículo 143. [Inducción y cooperación al suicidio]

1. El que induzca al suicidio de otro será castigado con la pena de prisión de cuatro a ocho años.

2. Se impondrá la pena de prisión de dos a cinco años al que coopere con actos necesarios al suicidio de una persona.

3. Será castigado con la pena de prisión de seis a diez años si la cooperación llegara hasta el punto de ejecutar la muerte.

4. El que causare o cooperare activamente con actos necesarios y directos a la muerte de otro, por la petición expresa, seria e inequívoca de éste, en el caso de que la víctima sufriera una enfermedad grave que conduciría necesariamente a su muerte, o que produjera graves padecimientos permanentes y difíciles de soportar, será castigado con la pena inferior en uno o dos grados a las señaladas en los números 2 y 3 de este artículo.

 

Artículo 572. [Atentado contra las personas]

1. Los que perteneciendo, actuando al servicio o colaborando con las bandas armadas, organizaciones o grupos terroristas descritos en el artículo anterior, atentaren contra las personas, incurrirán:

1º En la pena de prisión de veinte a treinta años si causaran la muerte de una persona.