Darwin, Charles

charles darwin

Nacimiento:  Shrewsbury (Inglaterra) 12 de febrero 1809

Muerte: Downe (Inglaterra) 19 de abril de 1882

Edad: 73 años

¿Quién es?

  • Naturalista inglés que hizo la teoría de que todas las especies de seres vivos han evolucionado con el tiempo a partir de un antepasado común mediante el proceso de selección natural. Esta teoría no fue valorada como principal explicación evolutiva hasta los años 1930, casi 50 años después de su muerte.

¿Cómo murió?

  • A finales de 1881 comenzó a sufrir graves problemas cardíacos y murió unos meses más tarde por un ataque al corazón.
  • Él pensaba que sería enterrado en el patio de la iglesia de St. Mary, en Downe, pero sus compañeros solicitaron un funeral de Estado en la Abadía de Westminster, donde fue sepultado junto a John Herschel e Isaac Newton. Sólo cinco personas que no formaron parte de la realeza recibieron un funeral de tal envergadura durante el siglo XIX.

Aristóteles

aristoteless

Nacimiento:  Estagira (Antigua Grecia) 384 a.C.

Muerte: Calcis (Antigua Grecia) 322 a.C.

Edad: 38 años

¿Quién es?

  • Fue un filósofo, lógico y científico de la Antigua Grecia. Sus ideas han influido en la historia intelectual de Occidente por más de dos milenios.
  • Aristóteles fue discípulo de Platón durante los veinte años que estuvo en la Academia de Atenas. Después, fue maestro de Alejandro Magno y fundó el Liceo en Atenas, donde fue profesor hasta un año antes de su muerte.

¿Cómo murió?

  • Con la muerte de Alejandro, en 323 a.C., el Gobierno que fue favorable a Macedonia en Atenas fue destituido y se produjo un rechazo contra todo lo que era Macedonio. Fue en este momento que se lo acusó de ser impío, es decir, hostil a la religión. Para no ser procesado y condenado a muerte como Sócrates se exilió a la isla de Chalcis en Eubea.
  • Durante su primer año en Calcis se quejó de una enfermedad estomacal y murió en 322 a.C.
    • Tras su muerte, sus textos no tuvieron gran interés hasta que aparecieron en Atenas y luego en Roma, donde Andrónico de Rodas, seguidor de la enseñanza de Aristóteles, preparó una edición el s. I d.C.

Colón, Cristobal

cristobal colon

Nacimiento: 1451

Muerte: Valladolid (España) 20 de mayo 1506

Edad: 55 años

¿Quién es?

  • Navegante, cartógrafo, almirante, virrey y gobernador general de las Indias al servicio de la Corona de Castilla.
  • Famoso por haber llevado a cabo el descubrimiento de América, en 1492.

¿Cómo murió?

  • Los últimos años de Colón son un misterio. Sólo se conoce que llegó a España encadenado por orden de Fernando el Católico (rey de Aragón y Castilla).
  • Sus hijos dijeron que su padre estuvo tullido durante muchos meses y tenía hemorragias oculares. Finalmente, murió muy enfermo y en la miseria por no aceptar un acuerdo del descubrimiento propuesto por el rey.
  • Según algunas teorías, Cristóbal Colón tuvo el síndrome de Reiter, una clase de artritis que fue provocada posiblemente por una infección gastrointestinal lo que le pudo provocar un fallo cardíaco.
  • Además Colón murió decepcionado, en el anonimato y convencido de que había llegado al continente asiático, pero no se imaginó que en realidad había llegado a un nuevo continente.
  • La mayoría de historiadores coinciden que los restos de Colón fueron enterrados en la Isla de La Española, actual República Dominicana, cumpliendo así su deseo. Pero en 1795 con el tratado de paz de Basilea se cedió la isla a Francia, momento en que España rescató los restos de Colón y se los llevó primero a La Habana y luego a Sevilla.

Coleman, Gary

gary coleman

Nacimiento: Zion-Illinois (EEUU) 8 de febrero de 1968

Muerte: Provo-Utah (EEUU) 28 de mayo de 2010

Edad: 42 años

¿Quién es?

  • Fue un actor estadounidense que nació con una enfermedad congénita del riñón causándole nefritis (una destrucción del riñón), que detuvo su crecimiento, no obstante, le convirtió en su característica más distintiva y tuvo un gran éxito como Arnold en la serie de los 80 “Blanco y negro”. Posteriormente, actuó en numerosos papeles sin repercusión y tuvo varios problemas con la justicia.

¿Cómo murió?

  • Gary sufría una enfermedad renal congénita y se sometía tres o cuatro veces por semana a una terapia de diálisis. El día 26 de mayo al regresar a su casa en Utah después de una de estas terapias cayó al suelo golpeándose la cabeza lo que le provocó una hemorragia cerebral e ingresó en el hospital. Al día siguiente estuvo consciente y lúcido, pero por la tarde perdió la consciencia y empeoró y entró en coma.
  • Se le conectó a un equipo de respiración artificial asistida para mantenerle con vida y los doctores dijeron a Shannon Price, su ex esposa, que aunque lograran sacarle un fragmento de su cerebro para salvarle la vida no volvería a ser el mismo y que tarde o temprano moriría. Shannon tenía la autoridad legal para autorizar al doctor que Coleman fuera desconectado de las máquinas que lo mantenían vivo porque Coleman había aceptado ante la Directiva de Cuidado a la Salud Avanzado que Shannon Price tenía permiso para tomar decisiones médicas en su nombre cuando él no pudiera hacerlo, sin importar el estado civil de ambos.
  • Finalmente, Shannon decidió desconectarlo. Algunos familiares y amigos más cercanos estuvieron a su lado en el momento de su muerte. En el último testamento de Coleman, nombraba como heredera de sus bienes a su ex novia Anna Gray, pero no a su ex mujer Shannon Price. Además, quería ser incinerado y que no hubiera servicios funerarios u otra ceremonia privada.
  • El lugar donde descansarían los restos de Coleman fue discutido por Shannon que tenía planeado esparcir sus cenizas junto a las vías del tren y Dion Mial el testamentario.
  • Shannon recibió numerosas críticas por tomar la decisión de acabar con la vida de Coleman tratándose de su ex mujer desde el 2008, aunque seguían viviendo juntos. Además, intentó vender algunas fotografías de antes y después de su muerte. Además, los padres de Gary se vieron indignados al enterarse por la prensa de su muerte y no poder asistir a la muerte de su hijo. Aunque, la relación de ambos era tensa desde hacía 20 años, cuando los exitosamente los demandó por un millón de dólares por despilfarrar sus ganancias como actor infantil.

Chaplin, Charles Spencer

charlie chaplin

Nacimiento: Londres (Inglaterra) 16 de abril de 1889

Muerte: Vevey (Suiza) 25 de diciembre de 1977

Edad: 88 años

¿Quién es?

  • Fue un actor cómico, compositor, productor, director y escritor británico. Su popularidad arrancó gracias a su personaje Charlot en películas mudas. Fue considerado un símbolo humorístico y del cine mudo.

¿Cómo murió?

  • En 1960 su salud comenzó a decaer tras su última filmación de “Una condesa de Hong Kong”. Sufría de asma y demencia senil y en 1977 ya no era capaz de hablar ni moverse. Su esposa lo paseaba en silla de ruedas. Su última aparición pública fue en septiembre vio un espectáculo circense y, al acabar, los payasos le dieron sus narices rojas como homenaje.
  • Finalmente, murió en su hogar mientras dormía a las 4:00 de la Navidad de 1977. Curiosamente, Charles no celebraba la Navidad porque le recordaba la pobreza de su niñez.
  • Se hizo un funeral íntimo y fue enterrado en el cementerio de Vaud.
  • El 1 de marzo de 1978, un grupo de mecánicos polacos robaron su cadáver para extorsionar a su familia, pero fueron capturados y se recuperó el cuerpo el 17 de mayo. Su cuerpo fue de nuevo sepultado, pero esta vez bajo 1,8 metros de hormigón para evitar futuros asaltos.

César, Cayo Julio

 julio cesar
  Nacimiento: Roma (Italia) 12/13 de julio de 100 a. C.
  Muerte:Roma (Italia) 15 de marzo de 44 a. C.
  Edad: 66 años

¿Quién es?

  • Fue un líder militar y político de la era tardorrepublicana (momento en que Roma tuvo una posición hegemónica mundial).

¿Cómo murió?

  • La principal motivación para matar al César era para salvar la República ya que se pensaba que César quería establecer un régimen autocrático.
  • El 15 de marzo (día de buenos augurios para los romanos denominado “idus”) del 44 a. C., un grupo de senadores, pertenecientes a la conspiración, convocó a César al Foro para leerle una petición para que devolviera el poder al Senado. Marco Antonio descubrió, a través de Servilio Casca, que podía haber un complot, por ello, corrió al Foro e intentó parar a César en las escaleras, antes de que entrara a la reunión del Senado. Pero los conspiradores se adelantaron y condujeron al César a una habitación anexa.
  • Tulio Cimber le entregó la petición a César y cuando la empezó a leer le tiró de la túnica y el César le dijo furiosamente “¿Qué clase de violencia es esta?” (porque César, al contar con la sacrosantidad de la tribunicia potestas, y, por ser Pontifex Maximus, era jurídicamente intocable). En ese momento, Casca sacó una daga y le hizo un corte en el cuello, el César se volvió rápidamente y le clavó su punzón de escritura en el brazo de Casca y le dijo: “¿Qué haces, Casca, villano?”, porque era sacrilegio llevar armas a las reuniones del Senado. Casca, asustado, gritó “¡Socorro, hermanos!”, y todos se lanzaron sobre el dictador para apuñalarle.  César intentó escapar para pedir ayuda, pero, tropezó y cayó. Los senadores continuaron agrediéndole mientras permanecía indefenso en las escaleras del pórtico. Unos 60 senadores participaron en el magnicidio. César recibió 23 puñaladas, de las que, según Suetonio, la segunda recibida en el tórax, fue la mortal.
  • Sus últimas palabras fueron “¿tú también, Bruto, hijo mío?” en cambio Plutarco piensa que no dijo nada, sino que se cubrió la cabeza con la toga al ver a Bruto entre sus agresores.
  • Tras el asesinato, los agresores huyeron y abandonaron el cadáver. Posteriormente, fue recogido por tres esclavos públicos y lo llevaron en una litera a su casa. Marco Antonio lo recogió y lo mostró al pueblo, que quedó conmocionado al ver el cadáver. Luego los soldados de la decimotercera legión llevaron antorchas para incinerar el cuerpo de su apreciado líder y los habitantes de Roma avivaron más el fuego con lo que tenían a mano.
  • La leyenda cuenta que Calpurnia Pisonis, la mujer de César, había soñado con un presagio terrible y advirtió a César para que tuviera cuidado, pero la ignoró diciendo: “Sólo se debe temer al miedo”. En otras se cuenta cómo un vidente ciego le había prevenido contra los Idus de Marzo (días de buenos augurios) y el día de su muerte César le recordó en las escaleras del Senado que aún seguía vivo, y el ciego le respondió que los idus no habían acabado todavía.

Abraham

 abraham
  Nacimiento: Ur de Caldea (Mesopotamia) s. XIX o XVIII a.C.
  Muerte: Hebrón (Cisjordania) s. XVIII o XVII a.C.
  Edad: 175 años

¿Quién es?

  • Abraham es el patriarca del judaísmo, reconocido por el cristianismo y un importante profeta del islam.
  • Su vida aparece relatada en el libro del Génesis y en el Corán, pero no hay evidencia de su existencia en la historia.
  • Conocido por intentar matar a su hijo por petición de Dios, pero un ángel le detuvo.

¿Cómo murió?

  • La leyenda judía dice que Abraham hubiera vivido hasta los 180 años si no fuera porque Dios acabó con su vida porque sintió que Abraham no debía sentir el dolor que le provocaría ver a su nieto Esaú realizando acciones perversas. Abraham murió a los ciento setenta y cinco años de edad.
  • Fue enterrado por sus hijos en la caverna de los Patriarcas (también conocida como la caverna de Macpela al este de Mamré), lugar en que se hallaban los restos de su amada Sara.

Soñar con la muerte

Soñar con la muerte o muertos

Soñar con la muerte o soñar con muertos puede parecer que significa un presagio de algo terrible, esto no siempre es así ya que a veces es un sueño muy bueno que puede ser interpretado como el fin de una etapa y el comienzo de algo nuevo.

Como en todo tipo de sueño cada persona encontrará el real significado en las situaciones que esté atravesando en ese momento determinado, lo que nosotros damos son interpretaciones generales, supersticiones, augurios y algunas predicciones tradicionales.

yo muero

Soñar con la muerte de un amor

  • Significa que carece de ciertos aspectos o cualidades que su amor o pareja tiene. Fíjese en que características tiene esa persona o que es lo que más le gusta de él/ella. Echa de menos ciertas cosas en su relación de pareja. Por otro lado, representa, que sea lo que sea que tenga esa persona, ya no forma parte de Vd.
  • Si está casado y sueña con la muerte de su mujer/marido, es malo, presagia ruina en su negocio.

Soñar con familiar muerto

  • Soñar que ve a su hermana muerta, o a un familiar o un buen amigo, significa que les echa de menos y está intentando revivir sus viejas experiencias con ellos. Este tipo de sueños le sirven para afrontar la muerte de su pareja o la pérdida de su amor. También puede significar que nos quedó algo pendiente, puede tratarse de una conversación, una despedida, una pregunta que no se hizo, tal vez un reproche o un pedido que no se atendió.

Soñar con amigo muerto

  • Si sueña con un amigo muerto, significa que le está echando en falta y su subconsciente intenta revivir experiencias que vivió con él o con ella. Al intentar seguir normalmente con su vida diaria, estos sueños con personas fallecidas representan la única salida que tiene para asumir la pérdida o la muerte de un ser querido.
  • Si en la vida real esa persona con la que se sueña era alguien en quien se confiaba, puede significar que se tiene la necesidad de consejo y apoyo para resolver un conflicto o hay una sensación de desamparo y se necesita contención.
  • En otros casos soñar con la muerte de alguien cercano puede ser un llamado de atención sobre el comportamiento o trato que se tiene para con esa persona, puede ser un indicador de que necesita ayuda o que le prestemos más atención.

Soñar con alguien que murió hace tiempo

  • Significa que hay algo en su vida actual o su relación actual que se parece a una faceta de la persona muerta.
  • Indica que la persona que está a su lado actualmente, se parece mucho al difunto con el que sueña. El sueño le aconseja, que deje a esa persona, porque no le conviene.

Situaciones con muertos

  • Si en el sueño habla con ellos, significa que siente miedo por haberlos perdido y busca una forma de aprender a vivir la vida sin ellos. Tal vez necesita una oportunidad para despedirse de ellos. Dicen que los mensajes, que nos transmiten los muertos, son muy importantes, porque nunca mienten y pueden decirnos cosas importantes o avisarnos sobre peligros inminentes.Soñar con ver un muerto, le anuncia que está siendo mal influenciado por personas negativas y que está yendo por el mal camino. Este sueño le ayuda también a tener claro, que una relación de pareja ya está terminada del todo. Por otro lado, el sueño simboliza pérdidas materiales.
  • Soñar con alguien que se ha muerto y está vivo en su sueño puede ser una forma de intentar resolver sus sentimientos hacia ellos.
  • Soñar con la muerte de una persona que está viva tiene varios significados, uno de ellos es el temor de perder algo que esa persona representa, puede ser en el plano afectivo, social o económico. También se puede interpretar como una ruptura con ciertas facetas de esa relación, por ejemplo el fin de una dependencia.
  • Si mantuviera una siniestra comida con un muerto, es de muy buen augurio, ya que le anuncia una larga vida.
  • Si en su sueño tropieza con un muerto, le anuncia una entrada importante de dinero.
  • Si sueña que los muertos salen de sus tumbas y se ponen a comer y beber, es de muy mal presagio, ya que le está diciendo, que se acerca una época de vacas flacas a su vida. Seguramente, sufrirá penurias y fuertes problemas de dinero.

Soñar con familiar muerto, familiares fallecidos

  • Soñar con un familiar muerto o fallecido, significa que le echa de menos y su inconsciente recuerda experiencias que vivieron juntos. Este tipo de sueños con personas fallecidas son la única salida que tiene para asumir la pérdida o la muerte de un ser querido.

muerte

Soñar con muerte

  • Soñar con la muerte de un ser querido indica que carece un aspecto o calidad representado por dicho ser. Debe preguntarse qué calidad tiene dicha persona para que le quiera tanto. Será esa misma calidad la que le falta en su propia relación, circunstancias o vida.
  • Si alguien conocido se muere en su sueño, puede indicar que esa persona ya no juega ningún papel en su vida.

yo muero 2

Soñar con nuestra muerte

  • Se está convirtiendo en una persona más espiritual.
  • Está intentando desesperadamente escapar de las exigencias de su vida.
  • Se ha perdido algo que no se va a recuperar o el final de una etapa que puede ser externa o interna.
  • Necesidad de terminar con algo que no se quiere de nosotros mismos, algo que nos molesta o nos entristece.
  • Que te encuentras en una temporada difícil en tu vida y no sabes como salir de esa situación o que estás evolucionando espiritualmente.
  • Suele depender del contenido emocional. Si se despierta con una terrible sensación real, puede ser que ha sentido el fallecimiento de alguien. Esto ocurre a las personas sensibles. Si este sueño es recurrente puede ser síntoma de un trastorno al que los expertos señalan se le debe prestar atención.
  • Si Vd. es una persona de buena salud y sueña que muere de repente, le alarga la vida.
  • En las personas mayores este sueño les ayuda a prepararse, para su propia muerte. Sin embargo, si el sueño se produce sin sentir miedo o preocupación, representa una liberación de las preocupaciones actuales y significa lo opuesto a morir – una curación o un renacimiento está a punto de ocurrir en su vida.

Soñar que fingimos nuestra muerte

  • Soñar que está fingiendo su muerte, significa que está buscando empezar de nuevo. Necesita un cambio en su vida.

Soñar con abuela muerta

  • Soñar con la abuela si está muerta, independientemente que eso demuestra su tristeza, significa también, que está en una fase de su vida, en la que siente que ya es una persona adulta, que debe valerse por si misma y que se siente sin la protección que tenía cuando era pequeña y contaba con el amor y la protección de su abuela.

Soñar con abuelos muertos

  • Soñar con los abuelos si están muertos o enfermos, anuncia tristeza y preocupación.
  • Soñar con los abuelos que están ya muertos y en el sueño le hablan, escuche lo que le dicen, seguro que le están transmitiendo algo importante.

Soñar con animales muertos

  • Soñar con animales muertos, representa nuestro estado de ánimo. Solemos soñar con animales muertos o mueriéndose cuando vivimos una etapa de problemas, que nos estresan y agotan de tal forma, que sentimos que no vamos a poder continuar, que vamos a sucumbir ante la adversidad.

bebe muerto

Soñar con bebé muerto

  • Soñar con un bebé muerto, significa que algo ha muerto en Vd., una relación o una etapa en su vida o una forma de vida…

Soñar con feto muerto

  • Soñar con un feto muerto, es negativo, significa que no tendrás éxito socialmente ni profesionalmente. Debes replantearte tu forma de pensar y de vivir, porque así no irás a ninguna parte.

Soñar con gato muerto

  • Soñar con una gato muerto, representa nuestro estado de agotamiento y de ánimo. Significa que nuestra sensualidad y feminidad está aniquilados en estos momentos. Dentro de nuestro estado de cansancio físico y mental no hay cabida para el sexo.

Soñar con hijo muerto

  • Soñar con la muerte de un hijo, por horrible que parezca la idea, es de buen augurio, ya que significa que podrá evitar un pelibro o un accidente; y también, que sabrá ganarle la partida a un enemigo. Si la que muere es una hija, es un mal presagio, ya que le anuncia una desgracia o un disgusto muy grande, que no podrá evitar.

hija

Soñar con hija muerta

  • Soñar que su hija ha muerto, por el contrario le avisa de un accidente o de la muerte de alguien, pero que en este caso Vd. no podrá evitar.

muerte 2

Soñar con la muerte, la parca

  • Soñar que ve la figura de La Parca o La Muerte, significa las cosas negativas, aspectos rechazados de su personalidad. Representa reprimidos por Vd. que le están amargando la vida. Por otro lado, simboliza la muerte. El sueño puede ser un paralelismo con el fin de una situación o el final de una etapa de su vida o de una mala costumbre o de una relación (ya sea de amistad o sentimental).

Soñar con marido muerto

  • Soñar que su marido ha muerto, si está casado, significa que sus negocios van a ir muy mal, incluso que va ha arruinarse. Sino tiene negocio, significa que le irá muy mal en el trabajo y que le van a despedir.

Soñar con padres muertos

  • Soñar con la muerte de sus padres, significa que está realizándose un cambio muy significativo en su vida. Su relación con sus padres ha evolucionado hacia un nuevo mundo. Siente que no está solo, ellos están allí protegiéndole.
    • Soñar que ve y habla con sus padres muertos, representa sus miedos de perderlos o su manera de afrontar su perdida. El sueño le está advirtiendo de la posibilidad de su perdida y le sirve como última oportunidad de reconducir su relación con ellos y decirles todo aquello que ha querido siempre decirles y no se ha atrevido. También es una oportunidad para despedirse de ellos.
  • Si soñara que sus padres fallecidos resucitan, es de muy buen augurio, anuncian momentos de felicidad, alegría…

Soñar con moscas muertas

  • Soñar con moscas muertas, representan sus competidores insignificantes, que le tienen envidia, pero que son incapaces de hacerle sombra ni daño.

Soñar con mujer muerta

  • Soñar con una mujer muerta, no es buena señal, le anuncia la muerte de alguien.

Soñar con peces muertos

  • Soñar con un pez muerto, significa pérdida de dinero, de sus propiedades y de poder. El cambio será desgraciado.

Soñar con ranas muertas

  • soñar con ranas muertas, significa que se siente incapaz de cambiar las cosas, que no le surgen la ideas, que está bloqueado sin saber que hacer.

Soñar con ratones muertos

  • Soñar con ratones muertos, significa que afrontará y solucionará sus problemas y su mala suerte. Evite siempre las personas que la hunden con sus comentarios desalentadores y mira a la vida con entusiasmo.

Soñar con árbol muerto

  • Soñar que ve un árbol marchito o muerto, significan sus esperanzas y deseos han sido malditos. Tiene cierta inestabilidad. Por otro lado los árboles muertos representan la infertilidad o la falta de virilidad. Quizá es el final de un linaje o línea familiar.
  • Soñar que ve cuervos posados en un árbol muerto, simboliza el final de un ciclo. Representa a la muerte.

pesadillas

Soñar con muertos vivientes

  • Soñar que es un muerto viviente, representa su incapacidad para expresarse. Se siente desconectado del resto de la gente. Por otro lado, significa que ha recaído en sus viejos hábitos y forma de actuar.

Soñar con ratas muertas

  • Soñar con ratas muertas, significa que un amigo o familiar nos jugará una mala pasada, ya sea porque no traiciona o por que nos critica ante los demás. No debemos confiar totalmente en los que nos rodean.

Soñar con muertos, difuntos, fallecidos

  • Soñar con alguien que se ha muerto y está vivo en su sueño puede ser una forma de intentar resolver sus sentimientos hacia ellos.
  • Si sueña con un conocido que se murió hace tiempo, significa que hay algo en su vida actual o su relación actual que se parece a una faceta de la persona muerta.

amigo

Soñar con duelo, sufriendo por la muerte de alguien

  • Soñar con que está de duelo, le anuncia la llegada de momentos difíciles y peligros graves.
  • Soñar que está de duelo o sufriendo por la muerte de alguien, indica que está reprimiento su dolor. Quizá algo le está preocupando más de lo que se figura. Necesita expresar su tristeza y no guardársela dentro. Es malo, para nosotros.
  • Si está de duelo por alguien y sueña con ello y sufre por la muerte de su ser querido, significa que este sueño para Vd. es una forma de afrontar su dolor y de desahogarse.

Soñar con hermano muerto, hermano fallecido

  • Soñar con un hermano fallecido o muerto, es posible que carezca de alguna cualidad en su vida, que dicha persona representaba y por ello la recuerda. O, por el contrario, puede significar que esa persona ya no representa nada en su vida. También puede ser que sueñe con él porque le echa de menos y piensa en él.

Soñar con mascota muerta, mascota fallecida

  • Soñar con una mascota fallecida o muerta, representa recuerdos del pasado, que reaparecen y le hacen recordar momentos de su infancia o juventud, que ya tenía olvidados.

Soñar con miedo a morir, miedo a la muerte

  • Soñar que tiene miedo a morir o miedo a la muerte, significa que necesita sentirse liberado de sus preocupaciones y problemas reales e inconscientemente una forma de liberarse es morir. En realidad lo que está haciendo es un renacimiento, bajo otras perspectivas de vida eliminando los problemas de su vida.

Soñar con madre fallecida, madre difunta, madre muerta

  • Si sueña que ve a su madre muerta o fallecida o difunta, es premonición de tristeza por culpa de una muerte o por haber sido deshonrado.

Últimas palabras

 Frédéric Chopin 22/2 o 1/3  1810 — 17/10/1849

Al morir aquejado de tuberculosis.

“No más”

 

Wolfgang Amadeus Mozart (27/1/1756 – 5/12/1791)

“Homo reus” (hombre culpable)

 

Gustav Mahler 7/7/1860 – 18/5/1911

“¡Mozart!”

 

Johann Strauss (hijo) (25/10/1825 – 3/6/1899)

Según su mujer, tarareaba esta canción en su lecho de muerte.

“Brüderlein fein, ‘s muss geschieden sein” (hermanito, es hora de partir)

 

Bolívar 

Con el sueño frustrado de la unificación latinoamericana, murió resignado a meditar lo siguiente: “Los tres mayores necios que ha habido jamás son Cristo, el Quijote y yo”. Murió en una hamaca, huésped de un español de Santa Marta.

 “He arado en el mar”.

 

Nerón

“¡Que artista muere conmigo!”

 

Luis Buñuel

Director de películas de notorio corte surrealista, como “El perro andaluz”, el español

“Me muero”

 

Honoré de Balzac

Ocho horas con fiebre.

“¡me habría dado tiempo a escribir un libro!”

 

Lewis Carroll

El escritor , autor de “Alicia en el País de las Maravillas”, murió en su casa, enfadado con su enfermera.

“Quíteme esta almohada. Ya no la necesito”.

 

Maksim Gorki

El 18 de junio de 1936, el escritor soviético

“…Habrá guerras… Hay que prepararse”.

 

Winston Churchill

Se le han atribuido numerosas últimas palabras -e infinitas citas -, pero lo más probable es que dijera:

“¡Todo es tan aburrido!”.

 

Humphrey Bogart

Conocido por las insuperables cantidades de alcohol que consumió durante su vida, el actor estadounidense

“Nunca debí cambiarme del scotch a los martinis”.

 

Isabel I de Inglaterra

“Todas mis posesiones por un momento de tiempo.”

 

Lord Byron:

“Ahora yo me iré a dormir. Buenas noches.”

 

Ana Bolena

Condenada a ser decapitada por presunto adulterio y alta traición, Ana Bolena fue llevada al cadalso, donde le dijo a su verdugo

“No le dará ningún trabajo: tengo el cuello muy fino”.

 

Frédéric Chopin:

Ahora, estoy en la fuente de la felicidad.”

 

José Donoso

En su lecho de muerte, el escritor chileno José Donoso al parecer no dijo nada. Sólo pidió que le leyeran el poema “Altazor”, de Vicente Huidobro.

 

Jose María Escrivá de Balaguer

Falleció en Roma el 26 de junio de 1975.

“No me encuentro bien”.

 

Tomás Moro

Al subir al patíbulo dijo

“Soy un fiel servidor del Rey, pero primero de Dios”.

 

Teresa de Jesús

“Al fin, muero hija de la Iglesia”.

 

François Rabelais:

“¡Que baje el telón, la farsa terminó!”

 

Albert Einstein:

Pronunció sus últimas palabras en el lecho de muerte, pero no sabemos cuales fueron debido a que la enfermera que estuvo a su lado no entendía el Alemán.

 

Anna Pavlova

“¡Que esté preparado mi traje de cisne!”

 

Vicente Huidobro

El poeta chileno Vicente Huidobro, volviendo brevemente de la inconciencia de su agonía, les confesó a sus familiares: “Tengo miedo”. Poco antes, hizo llorar a su fiel amiga Henriette Petit cuando, levantándose levemente de su lecho de muerte, la miró y le dijo:

“¡Cara de poto!”.

 

Manolete

A las 5:07 horas del 29 de agosto de 1947, “Manolete” pronuncia sus últimas palabras ante Giménez Guinea.

– “¡Qué disgusto le voy a dar a mi madre!”
– “¡Don Luis, que no veo, no veo nada”

 

Franz Kafka

Dijo a su médico

“Máteme, sino usted es un asesino”

 

Ludwig Wittgenstein

Falleció en Cambridge el 29 de abril de 1951.

”Dígales que mi vida ha sido maravillosa”.

 

Serguei Esenin,

Escribió a los 30 años el poeta ruso utilizando como tinta su propia sangre, y luego se colgó de unas cañerías de agua que había en su pieza de un hotel de San Petersburgo.

“Adiós, amigo mío, sin gestos, sin palabras./ Que no haya dolor ni tristeza en tu frente./ En esta vida, morir no es nada nuevo,/ pero vivir, por supuesto, es menos nuevo aun”

 

Bela Lugosi:

“Yo soy el conde Drácula, el rey de los vampiros, soy inmortal”.

 

Henry James 

El escritor saludó a la muerte diciendo

“Al fin, esa cosa distinguida”.

 

Ramón María del Valle-Inclán,

“España no está aquí, está en América, En México está la esencia más pura de España”.

 

James Joyce

El escritor irlandés, preocupado por que la crítica calificó de incomprensible su novela “Finnegans Wake”, preguntó antes de morir:

“¿En serio nadie la entiende?”.

 

Martin Luther King

Alguien dijo:
-Ha refrescado esta noche . Más vale que coja usted el abrigo, doctor King.
-Esta bien, lo cogeré.
Fueron las últimas palabras de 
Martin Luther King. Sonó un disparo y su cuerpo cayó desplomado el 4 de abril de 1968 en Memphis.

 

Galileo

Galileo fue procesado y obligado a renunciar a sus convicciones. Se dice que cuando se hallaba al borde de la muerte, sus últimas palabras fueron

“No importa lo que ellos digan, la tierra gira alrededor del Sol”.

 

Cristóbal Colón

“En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu”.

 

Leonardo Da Vinci

“He ofendido a Dios y a la humanidad porque mi trabajo no tuvo la calidad que debía haber tenido.”

 

Winston Churchill

“Todo me aburre.”

 

Thomas Alva Edison

“Es muy bonito todo allá”

 

Camilo José Cela

“¡Viva Iria Flavia!”

 

 Buda

Según los escritos budistas las  últimas palabras de Buda fueron:

“Todas las cosas son perecederas. Esforzaos por vuestra salvación”.

 

Goethe 

“Luz más luz”.

 

Sócrates 

Tras su letal trago de cicuta, al que había sido condenado por impío y corruptor de la juventud, Sócrates dijo:

“Critón, le debo un gallo a Asclepio. No te olvides de pagárselo”.

 

Ludwig van Beethoven:

“Que los amigos aplaudan. La comedia se ha acabado.”

 

Billy the Kid

En una pieza oscura, justo antes de que el sheriff Pat Garrett le disparara un balazo en el corazón.

-“¿Quién es?”,

 

José Hernández

El 21 de octubre de 1886 murió en su quinta de Belgrano

“Buenos Aires… Buenos Aires…”.

 

María Antonieta

Que murió guillotinada el 16 de octubre de 1793 en París, dijo sus últimas palabras al verdugo disculpándose por haberle pisado.

 

Dylan Thomas

El poeta, que decía haber bebido su primer whisky a los 4 años, exclamó:

“Me he bebido dieciocho vasos bien llenos de whisky. Eso es un record. Eso es todo lo que yo he conseguido en 39 años”.

 

Phineas Taylor Barnum

El fundador del legendario Barnum Circus, a la hora de despedirse del mundo sólo le interesó preguntar:

“¿Cuánto se recaudó hoy en el Madison Square Garden?”.

 

Camarón de la Isla

Las últimas palabras del cantaor flamenco fueron una desesperada llamada a Juana, su madre.

“Omaíta, ¿qué es lo que tengo?.”

 

Napoleón Bonaparte

“Josefina…”

 

Nostradamus,

El profeta del siglo dieciséis, hizo su última predicción:

“Mañana, ya no estaré aquí”.

 

Edgar Allan Poe

falleció el 7 de octubre de 1849 padeciendo delirium tremens. Sus últimas palabras fueron

“Que Dios ayude a mi pobre alma”.

 

Walt Whitman

El poeta estadounidense Walt Whitman, que en sus últimos años buscó algo coherente y glorioso y patriótico que heredarle a la humanidad desde su lecho de muerte, se dio por vencido y, expirando, exclamó:

“¡Mierda!”.

 

Mata Hari

La mítica bailarina  condenada en Francia por espionaje a la pena de muerte, le pidió al oficial del pelotón de fusilamiento que le trajera un espejito, se empolvó bien el rostro y dijo:

“Gracias, monsieur”.

 

Leopold von Sacher-Masoch

Muere el 9 de Marzo de 1895 en Lindheim de un ataque al corazón, sus últimas palabras fueron

“…aimez moi…”.

 

Gertrude Stein,

La escritora estadounidense,  se interrogó enigmáticamente a sí misma: “¿Cuál es la respuesta?”. Después de meditarlo un momento, dijo:

“Y, en ese caso, ¿cuál es la pregunta?”.

 

Pancho Villa

El revolucionario mexicano, fue herido mortalmente en un atentado, pero aún tuvo tiempo de rogarle encarecidamente a un periodista:

“¡Escriba usted que he dicho algo!”.

 

Karl Marx

Tras la muerte de su esposa y de su hija mayor, Karl Marx perdió todo deseo de vivir y fue presa de numerosas enfermedades. Cuando Friedrich Engels le preguntó si le quedaba algún mensaje que dejarle a la posteridad, Marx, indignado, le contestó:

“¡Fuera, desaparece de mi vista! ¡Las últimas palabras son cosa de tontos que no han dicho lo suficiente mientras vivían”.

 

MÚSICOS

George Harrison 25/2/1943 – 29/11/2001

A modo de despedida.

“Amaos los unos a los otros”

 

Cozy Powell 29/12/1947 – 5/4/1998

En el accidente de tráfico que acabó con su vida, según su novia, con la que hablaba en esos momentos por el móvil.

“¡Oh, mierda!”

 

Bob Marley 6/2/1945 – 11/5/1981

A su hijo Ziggy Marley.

“El dinero no puede comprar la vida”

 

Jane Dornacker 1/10/1947 – 22/10/1986

En el accidente de helicóptero en el que falleció

“¡Caemos al agua! ¡Caemos al agua! ¡Caemos al agua!”

 

Bing Crosby 3/5/1903 – 14/10/1977

Al sufrir un infarto mortal en el hoyo 18. Al menos, ganó.

“¡Ha sido un gran partido de golf, tíos!”

 

Marvin Gaye 2/4/1939 – 1/4/1984

Tras recibir dos disparos de su progenitor durante una de sus habituales disputas.

“¡Mi padre me odia y yo nunca voy a volver!”

 

‘Dimebag’ Darrell Abbott 20/8/1966 – 8/12/2004

Último grito de guerra del guitarrista en un concierto, justo antes de que Nathan Gale, un fan de Pantera de 25 años, lo abatiera a tiros al considerarlo responsable de la separación de la popular banda.

“¡Van Hallen!”

 

Tupac Shakur 16/6/1971 – 13/9/1996

También murió tras ser tiroteado.

“¿Yo? ¡Eres un disparo en la puta cabeza!”

 

Adam Faith 23/6/1940 – 8/3/2003

Murió de un ataque al corazón y, aunque varios diarios sensacionalistas aseguraron que estás fueron sus últimas palabras, Wikipedia las atribuye a una leyenda urbana.

“Canal Cinco es una mierda, ¿no? ¡Cristo, la mierda que ponen allí!”

 

Terry Kath 31/1/1946 – 23/1/1978

Pronunció estas palabras justo antes de dispararse en la sien al creer que el revólver que manipulaba estaba descargado.

“No te preocupes, no está cargado, ¿ves?”

 

Jimi Hendrix 27/11/1942 – 18/9/1970

En el contestador de su manager, a quien hoy se le considera autor de su muerte.

“¡Necesito ayuda, mal hombre!”

 

John Denver 31/12/1943 – 12/10/1997

Por radio a un controlador aéreo poco antes de estrellarse con su avioneta.

“¿Lo tienes ahora?”

 

Layne Staley 22/8/1967 – 5/4/2002

A su compañero de Alice in Chains Mike Starr, que murió años después también por sobredosis.

“¡No me dejes así!”

 

Mike Starr 4/4/1966 – 8/3/2011

En un buzón de voz poco antes de morir.

“Necesito drogas, estoy mal. ¡Dame una llamada de inmediato!, tengo algo muy importante que decirte. Te vas a emocionar. Además, si puedes tráeme una onza, un octavo, un cuarto, un botón o lo que sea, ya sabes, a un precio asesino. Sólo ven para acá, las necesito, estoy mal”

 

Barry White  2/9/1944 – 4/7/2003

A su enfermera, poco antes de morir de un fallo renal en el centro hospitalario donde estaba ingresado.

“Déjame en paz. Estoy bien”

 

James Brown 3/5/1933 – 25/12/2006

A su esposa, antes del infarto que acabó con su vida.

“¡Esta noche me voy!”

 

Bo Diddley 30/12/1928 – 2/6/2008

Durante su agonía tras sufrir varios ataques cerebrales y cardíacos.

“¡Me voy al cielo! ¡Regreso a casa!”

 

Frank Sinatra 12/12/1915 – 14/5/1998

A su familia, en el en el centro médico Cedars Sinaí.

“Estoy perdiendo”

 

Kurt Cobain 20/2/1967 – 5/4/1994

En una extensa carta de despedida escrita antes de su suicidio.

“Gracias a todos desde lo más profundo de mi estómago nauseabundo por vuestras cartas y vuestro interés durante los últimos años. Soy una criatura voluble y lunática. “Se me ha acabado la pasión. Y recordad que es mejor quemarse que apagarse lentamente. Paz, amor y comprensión. Frances y Courtney, estaré en vuestro altar. Por favor Courtney, sigue adelante, por Frances, por su vida que será mucho más feliz sin mí. Los quiero. ¡Los quiero!”

 

Sid Vicious 10/5/1957 – 2/2/1979

Nota encontrada por su madre en el bolsillo de su chaqueta días después de ser incinerado tras morir a causa de una sobredosis suministrada, precisamente, por su madre.

“Hicimos un pacto de muerte, yo tengo que cumplir mi parte del trato. Por favor, entiérrenme al lado de mi nena. Entiérrenme con mi chaqueta de piel, vaqueros y botas de motociclista. Adiós. Con amor, Sid”

 

Amy Winehouse 14/9/1983 – 23/7/2011

A su guardaespaldas, que la encontraría muerta poco después.

“Quiero dormir un rato”

 

Michael Jackson 29/8/1958 – 25/7/2009

A su médico de cabecera antes de fallecer a causa de una sobredosis de Propofol.

“Quiero tomar más leche, por favor, dame un poco”

 

Camarón de la Isla 5/12/1950 – 2/7/1992

A su madre Juana, antes de morir.

“Omaíta, ¿qué es lo que tengo?”

 

John Lennon 9/10/1940 – 8/12/1980

“Me han disparado. Me han disparado. [¿Quién es usted?] Soy Lennon, John Lennon, de los Beatles. [¿Cómo se encuentra?] Me duele. [¿Está seguro de que es usted John Lenon?] Sí”

 

ESCRITORES

Víctor Hugo

El autor de ‘Los miserables’ murió a una avanzada edad de una pulmonía. Años antes habían muerto dos de sus hijos y su hija Adéle había terminado en un psiquiátrico. Durante su vida había cometido muchos excesos, sobre todo con la comida. En este reciente post tenéis más curiosidades sobre Víctor Hugo.

“Veo una luz negra.”

 

Charles Dickens

El novelista inglés sufrió un ataque al corazón; su muerte se produjo justamente cinco años después del accidente de tren de Staplehurt, al que sobrevivió, y que le inspiró uno de sus mejores cuentos de terror, ‘El guardavía’, del que hablamos en este post de hace unos meses.

“¡Al suelo!”

 

Gustavo Adolfo Bécquer

Y terminamos este repaso con el poeta romántico español por excelencia, Bécquer, que falleció a los 34 años de la llamada “enfermedad romántica”, la tuberculosis, que como habréis visto, se llevó a numerosos escritores de todas las épocas. Se desconoce si esta última frase tenía o no sentido; fue pronunciada entre delirios causados por una fiebre muy alta.

“Todo mortal…”

 

Henrik Ibsen

El autor teatral que nos legó ‘Casa de muñecas’ sufrió un ataque de apoplejía en 1900, al que sucedieron otros que fueron debilitando su salud hasta postrarlo en cama totalmente paralítico. El día de su muerte, escuchó a su cuidadora decir a una visia que se encontraba mucho mejor. Esto fue lo que espetó Ibsen antes de morir.

“Al contrario”.

 

Karl Marx

El economista, filósofo y escritor de ‘El capital’ sufrió un grave resfriado tras la muerte de su esposa. La enfermedad se agravó y derivó en bronquitis, y finalmente una pleuresía acabó con su vida. Mientras esperaba la muerte en su lecho, su criada le preguntó si tenía algunas últimas palabras que compartir.

“¡Vamos, fuera! ¡Las últimas palabras son para estúpidos que todavía no han hablado lo suficiente!.”

 

Yukio Mishima

Atormentada, Mishima nos dejó libros como ‘Confesiones de una máscara’ o ‘El pabellón de oro’. En 1970 cometió ‘seppuku’ (suicidio ritual japonés) en público, tras fracasar en su intento de convencer a los militares para acabar con el gobierno civil de posguerra del país.

“¡Larga vida al emperador!.”

 

Tomás Moro

Santo Tomás Moro (o Thomas More, en inglés), autor de ‘Utopía‘, fue decapitado por orden de Enrique VIII a raíz de no querer prestar el juramento antipapista en 1534. Se le practicó un juicio sumario y fue condenado a muerte por el delito de alta traición.

“Fíjese en que mi barba ha crecido en la cárcel; es decir, ella no ha sido desobediente al rey, por lo tanto no hay por qué cortarla. Permítame que la aparte.”

 

Michel de Notre Dame (Nostradamus)

El críptico profeta cuyos versos sobre el fin del mundo han sido estudiados durante siglos también dio una pista sobre su propio deceso. Esto fue lo que contestó a su criado cuando éste se despidió de él preguntándole si se verían al día siguiente.

“Mañana ya no estaré aquí.”

 

Edgar Allan Poe

El gran poeta romántico americano llevó una vida disoluta a causa de su feroz alcoholismo. El 3 de octubre de 1849 se el encontró por las calles de Baltimore, desvariando y vestido con ropas que no eran suyas. Fue trasladado al hospital, donde opuso resistencia al personal médico.

“¡Que Dios se apiade de mi pobre alma!”

 

Sócrates

El gran filósofo griego murió a los 70 años de edad, aceptando su condena a muerte por no reconocer a los dioses atenienses y corromper a la juventud. El método elegido por él mismo de entre los que le ofrecieron fue el de ingerir cicuta.

“Crito, le prometí una gallina a Asclepio. ¿Te acordarás de pagarle?”

 

Leo Tolstói

El escritor ruso, autor de ‘Guerra y paz’, basó su vida en el pacifismo y el ascetismo, rehusando las enseñanzas de la Iglesia ortodoxa. Mientras moría, rechazó a los amigos que le invitaban a reconciliarse con la Iglesia.

“Incluso en el valle de las sombras de la muerte, dos y dos no hacen seis.”

 

Lousie May Alcott

La autora de ‘Mujercitas’ había tenido una salud muy precaria desde que sufrió un envenenamiento por mercurio al ser tratada para el tifus. Su hermana murió de meningitas, y ella siempre sospechó hasta el último momento que era lo que padecía, pero lo que provocó su muerte fue un cáncer intestinal.

“Entonces, ¿no es meningitis?”

 

Emily Brontë

La autora de ‘Cumbres borrascosas’ (1818-1848) no pudo disfrutar mucho tiempo de su éxito ya que su salud, que siempre había sido delicada, empeoró a causa de la tuberculosis, que finalmente se la llevaría la edad de 30 años. No quiso ser visitada por el doctor, y cuando se vio realmente enferma, ya fue demasiado tarde.

“Si llamáis al doctor, ahora sí que estoy dispuesta a verle.”

 

D.H. Lawrence

A finales de 1917, D.H. Lawrence (1885-1930) fue obligado a dejar Cornwall debido al constante hostigamiento de las autoridades militares, que pensaban que el autor era un espía de los alemanes. La pobreza le obligó a cambiar frecuentemente de domicilio, y terminó contrayendo la tuberculosis. En los últimos momentos de su vida, el autor de ‘El amante de Lady Chatterley’ imploró a su mujer que le salvara.

“María, ¡no me dejes morir!”

 

Anton Chejov

El célebre escritor y dramaturgo ruso (1860-1904) tenía otra profesión: la de médico. Se sospecha que la tuberculosis que le llevó a la tumba fue contraída de un paciente. Justo antes de su muerte, le sirvieron una copa de champán, que había pedido expresamente. La bebió a pequeños sorbos, pronunció esta frase, dejó la copa en la mesilla de noche y expiró.

“Hace mucho que no tomo champán.”

 

H.G. Wells

El novelista británico autor de ‘La guerra de los mundos’ tuvo dos esposas y numerosas amantes, lo que no fue obstáculo para que su última esposa, estuviera a su lado hasta el día de su muerte, en su casa de Regent’s Park, Londres.

“Vete… Estoy bien.”

 

Gabriele d’Annunzio

Uno de los poetas italianos más reconocidos del fin de siglo, D’Annunzio terminó una carrera de cuarenta años en la que dominó el panorama literario de su país con la sombra de haber abrazado el fascismo de Mussolini. Éste le nombró presidente de la Academia de Italia en 1937, como reconocimiento a sus méritos durante el régimen.

“Me aburro”.

 

Emily Dickinson

Fue una de las poetisas más admiradas y prolíficas de Norteamérica, pese a que publicó muy pocos poemas en vida. Sus últimos años estuvieron marcados por su reclusión. Cuando murió su sobrino, su salud se deterioró rápidamente. Murió a los 56 años tras haber pasado varios días inconsciente. Su hermana descubriría más tarde más de 800 poemas inéditos en su habitación.

“…la niebla está subiendo.”

 

Sigmund Freud

El fundador del psicoanálisis y autor de obras fundamentales como ‘La interpretación de los sueños’ era un fumador empedernido. En 1923 se le diagnosticó cáncer. Cuando no pudo aguantar más el dolor, pidió a su médico que le administrara una sobredosis de morfina. Entró en coma y murió al día siguiente.

“Querido Schur, seguro que recuerdas nuestra primera charla. Prometiste ayudarme cuando ya no pudiera continuar. Es una tortura, y no tiene ningún sentido.”

 

Lord Byron

Uno de los más famosos poetas de su época, tuvo que marchar de Inglaterra por sus deudas y una relación escandalosa con su cuñada. En 1823, cuando ya estaba pasando por un mal momento, se vio atrapado en una tormenta. Regresó a casa con una fiebre muy alta; el tratamiento no surgió efecto y entró en coma. Recuperó la conciencia el tiempo justo para decir estas palabras.

“Me voy a dormir. Buenas noches.”

 

Heinrich Heine

Heine (1797-1856) fue un poeta alemán que pasó sus últimos años en París. En 1845 contrajo una enfermedad que le postró en la cama. Poco antes de morir dijo “Dios me perdonará, es su profesión”. Pero al parecer murió sin poder dejar por escrito su último mensaje.

“Escribir… lápiz… papel…”

 

J.W. Von Goethe

El famoso autor romántico fue el más destacado autor del movimiento Sturm und Drang. Murió en 1832, le había precedido su esposa en 1816 y su hijo en 1827. Está enterrado junto a Friedrich Schiller.

“Abre la otra ventana… para que entre más luz.”

 

Lewis Carroll

El autor de ‘Alicia en el país de las maravillas’ murió de una neumonía después de sufrir una gripe. De pequeño, la tos ferina que padeció le produjo sordera en el oído derecho. Actualmente, hay biógrafos que sostienen que tomaba drogas psicoactivas.

“Quíteme esta almohada. Ya no la necesito.”

 

Vicente Huidobro

Cuando el poeta de vanguardia Huidobro estaba ya a las puertas de la muerte, volvió de la inconsciencia, confesó a sus cercanos que sentía miedo e hizo llorar a su amiga Henriette Petit, cuando la miró fijamente y le gritó esta expresión, que significa “cara de culo”.

“¡Cara de poto!”

 

Franz Kafka

Kafka fue un hombre de una salud frágil toda su vida: a su fobia social se le añadían migrañas, insomnio y otras dolencias, que intentó tratar con diversas terapias naturales, que quizá le provocaran la tuberculosis que finalmente le mató. Sus últimos días fueron un infierno de dolor, y suplicó a su doctor que acabara con ese sufrimiento.

“¡Mátame o de lo contrario serás un asesino!”

 

Dylan Thomas

El laureado poeta galés murió como vivió: completamente borracho. La causa de su muerte fue una neumonía, mezclada con sus problemas hepáticos. Siempre estuvo orgulloso de su feroz alcoholismo, y a menudo fanfarroneaba de su aguante con la bebida.

“Me he tomado dieciocho güisquis. Creo que es mi récord…”

 

Fernando Pessoa

Una de las mayores figuras de las letras portuguesas, Pessoa escribió estas últimas palabras tras haber perdido la facultad del habla. La causa de la muerte fue, de nuevo, una grave crisis hepática, producida por años de excesos con el alcohol.

“No sé qué me depara el mañana.”

 

Saki

El gran poeta y cuentista británico protagonizó una de esas muertes que parecen sacadas de ese macabro programa titulado ‘Mil maneras de morir’. Estando enrolado durante la Primera Guerra Mundial, gritó esta frase a otro soldado en una trinchera, antes de ser alcanzado por un francotirador alemán, que probablemente le había oído.

“¡Apaga el maldito cigarro!”

 

Margaret Mitchell

La escritora de ‘Lo que el viento se llevó’ se quejó justo antes de morir del mal sabor de una naranja que le habían dado en el hospital donde convalecía por las heridas sufridas en un atropello.

“Sabe muy mal.”

 

Aldous Huxley

El autor de ‘Un mundo feliz’ experimentó ampliamente con las drogas una vez instalado en California, de lo que saldría su libro ‘Las puertas de la percepción’, título del que Jim Morrison se serviría para bautizar a su banda, The Doors. Antes de morir le pidió a su esposa que le inyectara dos dosis de LSD.

“LSD: 100 microgramos.”

 

CONDENADOS A MUERTE

 

George Harris

ejecutado en Missouri el 13 de Septiembre de 2000 por el asesinato de Hank Willoughby en una disputa de armas. George siempre alegó defensa propia y echó las culpas a su abogado de su condena.

“Alguien tendrá que matar a mi abogado”

 

Thomas Grasso

ejecutado en Oklahoma el 20 de Marzo de 1995. En la comida anterior a su ejecución no aparecieron los famosos spaguettis de Campbell’s que pidió como última voluntad.

“Por favor, contad a la prensa que no me han servido mi ración de Spaguetti, ¡Quiero que toda la prensa lo sepa!”

 

Westley Allan Dodd

Westley Allan Dodd, ejecutado en Washington el 5 de enero de 1993 por abusar sexualmente y matar a dos niños de 11 años. Westley tenía un dilatado historial de abusos a menores que comenzó cuando tenia sólo 14 años con sus propios primos. Sus fantasías se fueron cargando de violencia conforme se hizo adulto.

“Una vez me preguntó alguien, no recuerdo quién, si habría alguna manera de detener a los delincuentes sexuales. Le dije que no. Evidentemente me equivoqué”

 

Michael Richard

ejecutado con inyección letal en Texas el 25 de Septiembre de 2007 por matar, violar y robar a Marguerite Dixon en su propia casa. La ejecución todavía se recuerda debido a problemas de procedimiento, ya que la apelación (propuesta el mismo día de la ejecución) no llegó a tiempo por 20 minutos al tribunal de Texas debido un fallo informático.

““Let’s Ride” (Vamos a volar -con la inyección letal)”

 

Richard Wade Cooey II

Richard Wade Cooey II ejecutado en Ohio el 14 de octubre de 2008 por matar, violar y robar a dos mujeres. Su última comida fue:
Un bistec de ternera con salsa, patatas fritas y aros de cebolla. Cuatro huevos duros sobre dos tostadas con mantequilla. Una pinta de Helado, un pastel de ‘garra de oso’ y un Mountain Dew.

“Vosotros no habéis prestado atención a todo lo que yo he dicho durante los últimos 22 años. ¿Por qué coño vais a prestar atención a lo que tengo que decir ahora?”

 

Charlie Brooks Jr. 1982 (Ejecución 1)

40 años. Negro. Secuestró a un mecánico, le condujo a la habitación de un motel y le asesinó de un disparo en la cabeza.

“Solo temo a Alá, el único dios, el que tiene el poder de decidir si debo vivir o morir”.

 

Leonel Herrera. 1993 (Ejecución 58)

45 años. Hispano. Condenado por matar a un policía que le detuvo por exceso de velocidad.

“Soy inocente, inocente. Un gran error se cometerá esta noche. Mis mejores deseos para todos. Estoy preparado”.

 

Henry Porter. 1985 (Ejecución 9)

Hispano. 43 años. Asesinó al policía Henry Mailloux cuando le detuvo por robo de armas.

“Cuando un policía asesina a alguien, la sentencia se conmuta. Cuando un mexicano mata a un policía, no. Esa es la justicia de América”.

 

 Edward Ellis 1992 (Ejecución 46)

38 años. Blanco. Asesinó a Bertie Eakens, de 75, en su casa asfixiándola con una almohada. Le robó joyas y su coche. Trabajaba en el inmueble.

“Solo quiero que todo el mundo sepa que el fiscal y Bill Scott son unos hijos de perra”.

 

James Paster. 1989 (Ejecución 32)

44 años. Blanco. Asesinó de un tiro en la cabeza a Edward Howard, de 38 años, por encargo de la exmujer de la víctima, que le pagó 1.000 dólares.

“Espero que la señora Howard encuentre la paz con esto”

 

John Barafield. 1997 (Ejecución 109)

32 años. Negro. Condenado por violar y asesinar de un tiro en la cabeza a la universitaria Cindy Rounsaville, de 25 años. Cindy fue violada por John y otras dos personas que la asaltaron en un parking.

“Decidle a mamá que la quiero”.

 

Joseph Cannon. 1998 (Ejecución 148)

38 años. Blanco. Asesinó a tiros a una abogada con la que convivía en periodo de prueba por otros delitos.

“Siento lo que te hice, mamá. No lo digo porque vaya a morir. Gracias por apoyarme y ser amable conmigo cuando era niño”.

 

Timothy Gribble. 2000 (Ejecución 211)

36 años. Blanco. Violó y estranguló a Elizabeth Jones cuando arreglaba el techo de su casa.

“Acepten mis disculpas por lo que le ocurrió a vuestra amada. Hice algo horrible de lo que estoy arrepentido. Rezo para que encontréis la paz”.

 

Kimberly McCarthy (Ejecución 500)

2013. 52 años. Negra. Apuñaló a un anciano de 70 años para robarle sus tarjetas de crédito y su coche.

“Gracias a todos los que me han ayudado estos años. Al reverendo, mi guía espiritual… Esto no es una pérdida, es una victoria. Sabéis dónde voy, voy a casa con Jesús”.

 

Ramón Hernández (Ejecución 491)

2012.  41 años. Hispano. Con dos cómplices, robó, violó y asesinó a una mujer. Luego quemó el cuerpo.

“¿Puedes oírme? Nunca te lo dije, tienes los ojos de papá. Me di cuenta hace un par de días. Diles a todos que les quiero. Siento mucho el dolor causado”.