Al borde de la muerte

limite

Menor temperatura corporal

La menor temperatura corporal registrada es de 14,2ºC, a la que llegó Karlee Kosolofski (Canadá) el 23 de febrero de 1994 cuando, con dos años de edad, quedó encerrada por accidente en el exterior de su casa a una temperatura de -22ºC. Aparte de la pierna izquierda, que le tuvieron que amputar por encima de la rodilla por la aguda congelación sufrida, se recobró por completo.

Más tiempo sin comer ni beber

El mayor tiempo sin comida ni bebida documentado es de 18 días, que Andreas Mihavecz (Austria), de 18 años, pasó en una celda en un edificio gubernamental de Höhst (Austria) donde le retuvieron el 1 de abril de 1979. La policia se olvidó de él por completo y el 18 de abril de 1979 se le encontró al borde de la muerte.

El mayor profundidad

la mayor profundidad de la que alguien ha podido salir vivos en equipo alguno fue de 68.6 m. El 28 septiembre 1970, Richard A. Slater (EEUU) logró escapar del sumergible Nekton Beta, naufragado a dicha profundidad cerca de la isla Catalina (California, EEUU).

Más tiempo bajo el agua sin respirar.

En 1986, Michelle Funk (EEUU), de dos años de edad, se recuperó por completo tras caer en un arroyo y pasar 66 minutos bajo el agua.

Mayor tiempo a la deriva

El mayor tiempo pasado en solitario en una balsa fue de 133 días. El segundo camarero del SS Ben Lomond Poon Lim (Hong Kong), de la marina mercante británico, fue rescatado el 5 abril 1943 por un barco de pesca brasileña cerca de Salinópolis (Brasil) después de que el 23 noviembre 1942 supo que fuese torpedeado el océano Atlántico a 910 km al oeste de St. Paul´s Rocks. Tras el rescate, Poon llegó andando hasta la orilla.

La persona que ha sobrevivido a más rayos

En Estados Unidos, la media de muertes por impacto de rayo es de poco más de 100 al año. Roy C. Sullivan (EEUU), que trabajaba de guarda forestal, fue golpeado por un rayo siete veces, todo un récord. La nefasta relación de Sullivan por los rayos empezó en 1922, experiencia en la que perdió una uña del pie, y prosiguió en 1969 perdió las cejas, en julio de 1970 se quemó el hombro izquierdo, el 16 abril 1972 se le encendió el pelo, el 7 agosto 1973 se volvió a quemar el pelo y además en las piernas, el 5 junio 1976 lesión en el tobillo y el 25 junio 1977 quemaduras en el pecho y el estómago. Pese a su capacidad de supervivencia murió en 1983.

El pollo que vivió más tiempo sin cabeza

El 10 septiembre 1945 le cortaron la cabeza un pollo de raza wyandotte llamado Mike, tras lo cual consiguió sobrevivir 18 meses. Su propietario, Lloyd Olsen (EEUU) le dio de comer y beber directamente a la garganta con un cuentagotas. Pero Mike terminó muriendo de asfixia en un motel de Arizona y ahora existe un sitio web dedicado a él: http://www.miketheheadlesschicken.org/

 

Add Comment Register



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>