César, Cayo Julio

 julio cesar
  Nacimiento: Roma (Italia) 12/13 de julio de 100 a. C.
  Muerte:Roma (Italia) 15 de marzo de 44 a. C.
  Edad: 66 años

¿Quién es?

  • Fue un líder militar y político de la era tardorrepublicana (momento en que Roma tuvo una posición hegemónica mundial).

¿Cómo murió?

  • La principal motivación para matar al César era para salvar la República ya que se pensaba que César quería establecer un régimen autocrático.
  • El 15 de marzo (día de buenos augurios para los romanos denominado “idus”) del 44 a. C., un grupo de senadores, pertenecientes a la conspiración, convocó a César al Foro para leerle una petición para que devolviera el poder al Senado. Marco Antonio descubrió, a través de Servilio Casca, que podía haber un complot, por ello, corrió al Foro e intentó parar a César en las escaleras, antes de que entrara a la reunión del Senado. Pero los conspiradores se adelantaron y condujeron al César a una habitación anexa.
  • Tulio Cimber le entregó la petición a César y cuando la empezó a leer le tiró de la túnica y el César le dijo furiosamente “¿Qué clase de violencia es esta?” (porque César, al contar con la sacrosantidad de la tribunicia potestas, y, por ser Pontifex Maximus, era jurídicamente intocable). En ese momento, Casca sacó una daga y le hizo un corte en el cuello, el César se volvió rápidamente y le clavó su punzón de escritura en el brazo de Casca y le dijo: “¿Qué haces, Casca, villano?”, porque era sacrilegio llevar armas a las reuniones del Senado. Casca, asustado, gritó “¡Socorro, hermanos!”, y todos se lanzaron sobre el dictador para apuñalarle.  César intentó escapar para pedir ayuda, pero, tropezó y cayó. Los senadores continuaron agrediéndole mientras permanecía indefenso en las escaleras del pórtico. Unos 60 senadores participaron en el magnicidio. César recibió 23 puñaladas, de las que, según Suetonio, la segunda recibida en el tórax, fue la mortal.
  • Sus últimas palabras fueron “¿tú también, Bruto, hijo mío?” en cambio Plutarco piensa que no dijo nada, sino que se cubrió la cabeza con la toga al ver a Bruto entre sus agresores.
  • Tras el asesinato, los agresores huyeron y abandonaron el cadáver. Posteriormente, fue recogido por tres esclavos públicos y lo llevaron en una litera a su casa. Marco Antonio lo recogió y lo mostró al pueblo, que quedó conmocionado al ver el cadáver. Luego los soldados de la decimotercera legión llevaron antorchas para incinerar el cuerpo de su apreciado líder y los habitantes de Roma avivaron más el fuego con lo que tenían a mano.
  • La leyenda cuenta que Calpurnia Pisonis, la mujer de César, había soñado con un presagio terrible y advirtió a César para que tuviera cuidado, pero la ignoró diciendo: “Sólo se debe temer al miedo”. En otras se cuenta cómo un vidente ciego le había prevenido contra los Idus de Marzo (días de buenos augurios) y el día de su muerte César le recordó en las escaleras del Senado que aún seguía vivo, y el ciego le respondió que los idus no habían acabado todavía.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *